Actividades al aire libre para mayores con poca movilidad

Home/Salud/Actividades al aire libre para mayores con poca movilidad
Actividades al aire libre para mayores con poca movilidad

El buen tiempo nos invita a pasar más horas al aire libre, y para tener una buena calidad de vida y mejorar nuestro estado de ánimo, es importante que practiquemos algún tipo de actividad. Y si la realizamos en grupo, nos sentiremos mucho mejor y acompañados.

Si tenemos movilidad reducida, podemos adaptar el tipo de actividad, pero no por ello deberemos dejar de disfrutar del buen tiempo. Hoy, en Residencial Nodromar, tu residencia de mayores en Valverde del Camino, Huelva, os damos algunas ideas de actividades para practicar al aire libre si no tenemos mucha movilidad.

Gimnasia al aire libre

Es importante conservar la movilidad que ya tenemos y, si es posible, recuperar parte de la perdida a través de la gimnasia adaptada a nosotros. Gracias a la práctica del ejercicio físico conseguiremos:

  • Reducir el estrés, la depresión y la ansiedad, mejorando así el estado de ánimo
  • Aumentar la autoestima
  • Obtener vitamina D, que ayuda a regular el calcio y fósforo en sangre, entre otras cosas
  • Regular el sistema inmunológico
  • Si tenemos movilidad reducida, es importante preparar los ejercicios con un profesional para asegurarnos de que conseguimos todos sus
  • beneficios y no sufriremos daño.

Yoga para personas con poca movilidad

El yoga es una actividad que está en auge, ya que mejora enormemente la calidad de vida. Hay muchos tipos de yoga y cada uno se puede adaptar a la persona que lo practica. Con el incremento de practicantes, cada vez hay más clases de yoga adaptadas a personas con poca movilidad. Este es un ejercicio que activa los músculos y que, a la vez, los relaja, por lo que practicarla al aire libre aumenta la calma que aporta este ejercicio. Aquí tienes algunos beneficios del yoga:

  • Reduce dolores musculares y crónicos
  • Disminuye la ansiedad
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Fortalece la musculatura
  • Mejora la calidad del sueño
  • Reduce los niveles de cortisol y colesterol en sangre
  • Si se hace al aire libre, es una fuente de vitamina D
  • Reduce el riesgo de pérdida de memoria

Pasear y jugar con personas mayores

A veces lo más básico es lo mejor, y este puede ser el caso. Tan solo paseando un rato conseguimos incrementar la movilidad de la persona y mejorar su estado de ánimo. Eso sí, siempre debemos respetar la velocidad y los tiempos de la persona mayor con poca movilidad. Si a todo esto añadimos alguna actividad como jugar a cartas o al dominó en un banco o una terraza, incorporamos ejercicios cognitivos y la socialización. Así pues, dos actividades tan simples juntas son de gran valor para el cuerpo y la mente. Y los beneficios que obtendremos son:

  • Mejora la circulación sanguínea
  • Despeja la mente
  • Favorece mantener el peso ideal, que es diferente en cada persona
  • Ayuda a dormir mejor
  • Enlentece el deterioro cognitivo
  • Al hacerse al aire libre, es una gran fuente de vitamina D