Por qué deberías comer pescado en la tercera edad

//Por qué deberías comer pescado en la tercera edad
Por qué deberías comer pescado en la tercera edad

Como hemos comentado muchas veces, en la etapa adulta es especialmente importante mantener una dieta equilibrada para conseguir los nutrientes necesarios para superar las deficiencias propias de la edad. Por ello, en Residencial Nodromar nos tomamos muy en serio la alimentación de nuestros mayores, ofreciendo una dieta personalizada y equilibrada, elaborada por médicos y nutricionistas.

Los hidratos de carbono, vitaminas, proteínas o grasas son esenciales para un correcto funcionamiento del organismo, siendo de vital importancia el consumo de pescado. Y es que, los ácidos grasos del pescado son del tipo Omega 3, indicados especialmente para los más mayores.

Beneficios del pescado

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de pescado 3 o 4 veces por semana porque disminuyen las posibilidades de sufrir infartos de miocardio o accidentes vasculares cerebrales, que son muy comunes en la tercera edad. El Omega 3 también tiene un efecto disipador y reductor de concentraciones de triglicéridos, mejorando la circulación sanguínea, lo que también afecta a la disminución de la presión arterial y protección del corazón.

Según un estudio de la Universidad de Aberdeen, la ingesta de ácidos grasos Omega 3 provoca un aumento de la masa muscular. Esto es importante porque a partir de los 40 años se reduce la masa muscular año tras año, causando sarcopenia (disminución de músculo debido al envejecimiento). El pescado es una fuente natural de aceites Omega 3 que ayuda a fortalecer y a desarrollar nuestra masa muscular.

En cuanto a las propiedades del pescado y los ácidos Omega 3 en el cerebro y el sistema nervioso, interviene ayudando en la captación de la glucosa por parte del cerebro. También, interviene en el transporte de iones y transmisión del sistema nervioso, liberando y captando neurotransmisores. Todos estos beneficios del Omega 3 repercuten en las funciones cognitivas, como la memoria.