Problemas digestivos durante las navidades

//Problemas digestivos durante las navidades
Problemas digestivos durante las navidades

Apenas faltan unas semanas para las navidades y nuestros hábitos alimenticios se verán alterados por las vacaciones, las comidas y dulces navideños y las reuniones familiares.

Es muy frecuente que durante las vacaciones navideñas podamos sufrir algunas molestias y problemas digestivos, por lo que hoy queremos ofrecer consejos para evitar estos problemas.

Algunos de los problemas digestivos más frecuentes son:

Estreñimientos
Este es uno de los más comunes y molestos, que suelen aparecer de manera ocasional por el hecho de cambiar nuestra rutina, de dormir en una cama extraña y usar un baño que no es el nuestro. La emoción de reencontrarnos con nuestra familia, las emociones de un viaje… todos estos afecta a nuestro cuerpo y puede producir estreñimiento.

Los consejos que aportan los médicos es que siempre que lo necesitemos vayamos al baño y si no lo conseguimos, busquemos un momento de relajación y bañamos.

Digestiones pesadas
El tipo de alimentos que tomemos también influye en la aparición del estreñimiento ocasional. Disfrutamos de la familia y de copiosos almuerzos y cenas donde queremos comerlo todo y mezclamos todo tipo de alimentos. Aunque nos sea difícil hay que evitar este tipo de atracones. Y es que, las comidas fritas y grasas, hace que nuestro organismo no lo digiera de la manera correcta y tengamos esas digestiones tan pesadas.

Por lo que te recomendamos que tomes las navidades con calma y disfrutes de cada comida sin excesos, teniendo en cuenta estos consejos:

  • Cuida tu hidratación con al menos dos litros de agua.
  • Procura comer siempre alimentos ligeros y saludables.
  • Busca un momento para ir al baño de manera relajada, aunque no tengas ganas.
  • No abuses de los refrescos y bebidas gaseosas.
  • No abuses de los mantecados y polvorones.
  • No tomes demasiado alcohol.
  • Recurre a suplementos alimenticios si fuera necesario.
  • No te automediques.
  • Camina siempre que puedas, algo de ejercicio físico, aunque sea caminar, te vendrá bien.